Seleccionar página

berlinesas

por | 25/09/2015 | bollería | 3 Comentarios

Berlinesas, berlinas y en Argentina, aunque las conocemos por este nombre, normalmente las llamamos «Bolas de fraile» y hay quién no pierde la oportunidad de llamarlas «Suspiro de monja».
Aunque su origen es alemán, forman parte de nuestras facturas y se encuentran en todas las panaderías. Por si aún no lo sabes, nosotros llamamos facturas a la bollería.
Tú ponle el nombre que quieras, pero no te pierdas la oportunidad de probarlas porque están muy ricas.

Yo he preparado la versión mas clásica, aunque también las puedes rellenar, para mi por supuesto el mejor relleno es el dulce de leche, pero con chocolate o mermelada de fresas quedan perfectas y bañadas en chocolate ya ni te cuento.

 

Ingredientes

Esponja
100 grs. de harina de repostería
1/2 cdita. de extracto de malta (opcional)
125 cc. de leche
1 cdita. de azúcar
25 grs. de levadura

Masa
400 grs. de harina de repostería
2 huevos
120 grs. de mantequilla en pomada
100 grs. de azúcar
15 grs. de azúcar invertido
1 cdita. de pasta de vainilla
1 cdita de ralladura de limón

Procedimiento

Esponja
Mezclar bien todos los ingredientes y dejar levar en un bowl tapado con film.

Masa
Colocar todos los ingredientes y la esponja ya levada, menos la mantequilla, en un bowl o amasadora.

Amasar hasta integrar bien.

Por último incorporar de a poco la mantequilla en forma gradual y amasar durante unos 6-8 minutos hasta que quede una masa bien lisa.

Dar forma de bola, colocar en un recipiente, tapar con film y dejar levar en un lugar templado hasta que duplique su volumen. También se puede dejar en la nevera de un día para otro.

Estirar la masa hasta un grosor de 1 1/2 aproximadamente y cortar con cortapastas de unos 6 cm de diámetro. Colocar cada círculo sobre un trozo de papel vegetal para que luego sea más fácil de manipular a la hora de freír.

Freír en aceite a 160º dando algunas vueltas con cuidado para dorar por ambos lados. Retirar y colocarlas sobre papel absorbente. Seguidamente, sin dejar enfriar, rebozar en azúcar.

.